Siéntelo...

Déjame perderme en tus silencios y si ves la luna duérmete en mis brazos...

Contemos juntos las estrellas y soñemos ese cuento que no tiene final, que yo me pinche con una rueca y me dormi en tu boca, que tu viniste a rescatarme con un beso de verdad... que no todos los cuentos tienen moraleja, ni todas las historia fingen la realidad, que yo me enamore de ti una noche de verano y ningun malo de cuento me lo podra borrar...

Siente la eternidad nadando sobre la inmensidad de la vida, el poder de una estrella fugaz volando sobre tu cabeza, como una pequeña luciérnaga en medio del mar, siente que eres la persona que hace sonreír mis peores recuerdos, que los deseos se cumplen si lo deseas con toda tu alma... y si acaso no funciona demos la vuelta a la historia y que seas tu el que los tiene que regalar, porque de ti depende la felicidad de mi cuerpo...

Que el amor se encuentra en una pequeña cajita transparente y para abrirla tienes que encontrar el misterio de mi corazón... que tu ya sabes que nunca fui la típica niña que se acostaba con la muñeca sonriente sobre su cama, yo era la que sacaba una sonrisa a la luna cantando buelerias a la orillita del mar...

Entiende que soy la persona que sueña cada noche con sacar una de tus mejores sonrisas, que vive pensando el beso en el que los labios se junten y la hagas soñar, la que maneja el poder de su vida moviendo la cuerda que ata tu cintura a la suya, que soy aquella persona que volvió para demostrarte que puede volar... pero solo puede desplegar sus alas si esta contigo...


2 comentarios:

Caroline dijo...

Wow, de verdad son reflexiones de un sueño! :P
me encantó la entrada, escribis re bien!

Casper martillo nala dijo...

felicidades

Publicar un comentario

No te olvides de enseñarme como se sueña de verdad...