El rey, el amor y la leyenda que no se contó...

Si me preguntas por mi origen, te contaré hasta lo que yo se...


Era el inicio del mundo, prefiero no desvelarte todos los misterios de ese origen porque debes seguir buscando el sentido de tu vida, y eso ya no es tarea mía, por aquel entonces las mariposas volaban alto, el agua era cristalina, los besos no existían y el corazón solo era un órgano sin sentimientos. 


Cierto rey anhelaba con ansía la compañía y que lloraba noche tras noche por sufrir la soledad, sentía alegría, gozo, angustia, ilusión, desesperanza... pero tenía un vacío interno que le amargaba la vida y no lo podía remediar.
A pesar de que tenía un imperio enorme, y su coraje y valentía era conocida por muchos reyes,  dicen que su amargura traspasaba reinos...




Una noche llegó a palacio una mujer proveniente del desierto, cuya mirada perpetraba cualquier océano del alma, la cual quería hablar con el rey porque profetizaba que cambiaría el destino de la historia. El rey que quedó prendado de su compañía, y escuchó con entusiasmo a aquella mora, la cual le pedía que aquella noche esperara en el balcón a que pasara una estrella fugaz para pedir el deseo que mas necesitase.


El rey esperó toda la noche, dicen que en aquella vigilia, el rey escribió la carta de amor más hermosa que se pueda imaginar, y que las estrellas le cantaron para hacer su espera más llevadera, también se dijo que la luna brilló más que nunca aquella noche, para iluminar la vigilia del rey.



Justo cuando sus ganas flaqueaban y su ilusión moría en llantos, poco antes de que el sol venciera el pulso a la luna, una estrella fugaz paso rápida cual destello delante de sus ojos, y él, sin pensárselo ni un segundo dijo:

-Quiero crear un nuevo sentimiento, uno que haga que hombres y mujeres se sientan especiales con solo observar una mirada, capaz de destruir las más altas torres y vencer los más grandes errores de la humanidad, capaz de crear la ilusión a un latido de corazón...

Y lo llamo "amor", palabra que guardó el secreto de su atracción por aquella mora gitana, y en ese momento, las estrellas de todo el universo se juntaron y una explosión de color se vió en el cielo... y fue en ese justo momento en el que nací yo...

Si quieres ponerme un nombre, llámame Moris, mucha gente prefiere llamarme Cupido, y se idealiza mi imagen perfecta de un bebé con pañales y flechas de amor, pero seamos realistas, un bebé con tan corta edad, no apunta bien con el arco, y sí, la idea es muy tierna, pero yo no tengo alas, y más bien soy peludito, blanco como la nieve y con un corazón que late por cada pareja. Mi manera de actuar es muy distinta, me manejo con los elementos naturales, la lluvia, el mar, la luna, las coincidencias no tan causales...


Mi hermano el destino y yo, debatimos sobre vuestros futuros constantemente.... ¿Qué sería la vida sin amor? Todo se reduciría a la falta de ilusión...
Pero yo sigo soñando con vosotros, cuando dos miradas se cruzan y casualmente se recuerdan de algo dos individuos que jamás se habían visto, cuando tras un enfado todo se reduce a un beso apasionado bajo la lluvia, cuando dos personas se abrazan tímidamente bajo una luna más grande de lo habitual, cuando tras años de matrimonio dos abuelos siguen sintiendo esa chispa que años atrás le hizo tan especial... si, ahí estoy yo, agrandando el cielo, pintando estrellas, llorando lluvia de amor y haciendo brillar las pupilas de los ojos apasionados...

Puedes creértelo o no, puede que sea una leyenda fruto de mi locura transitoria o una realidad que poca gente recuerda, o puede que ni yo exista... Pero recuerda, cada lágrima que cae yo te la recogeré para devolvértela en forma de beso, cada abrazo que des yo lo arroparé para que sientas la pasión en el cuerpo, en cada mirada yo te pondré estrellas en tus ojos para que no seas una persona más en el mundo...

Porque como dice el poeta... el amor es sentir que necesitas a la otra persona porque solo ella te puede hacer sentir que necesitas a la otra persona, porque solo ella te puede hacer sentir especial... pero recuerda.. ahí estaré yo...

20 comentarios:

Emma Buffei dijo...

¡Qué creativo relato! Bueno, yo también he creado un pequeño monstruo jajajaja...Ya lo leerás...Nos seguimos leyendo...

000latani000 dijo...

Qué mentirosillo... Jijiji! Cómo que cada lágrima la va a devolver en forma de beso!!! Ójala fuera verdad!!
El monstruito me ha encantado!! Esa foto le va al pelo, Jeje!
Un saludo!

Karuna dijo...

Hasta ahorita me encanta la historia ambientada en el medioevo que retrata el origen de nuestro "grotesco" arquetipo de Cupido.

Es muy simpático, pero al mismo tiempo reflexivo, ese pequeño Moris.

Saludos Karuna ^^

Elisa dijo...

Me encanta tu "mosntruito" Atenea. Cuando se ha definido me he imaginado un pompón blanco con ojos jajaja
En fin, muy tierno tu relato, compañera =)

¡Un beso!

Déborah F. Muñoz dijo...

qué monstruo más requete mono! me ha encantado el relato!

Lunella dijo...

Jajaja yo también me lo he imaginado como Elisa, y la forma en que trabaja mediante la naturaleza y las casualidades (la suerte) es muy interesante, me gusta más que la idea de un cupido en pañales sin duda alguna, en fin gracias por compartirnos tu relato.
Ah por cierto, te recomiendo verificar nada más unos detallitos, hubo un parrafo que al parecer se corto o esta incompleto y repetiste dos veces la misma frase en el siguiente párrafo, eso es todo, a mi me ha pasado mucho, asi que te recomiendo verificar :)
Te estare leyendo n__n

Patricia O. (Patokata) dijo...

Que monstruito más original!!
Me gustó mucho la historia y su ambientación!!

Un gusto leerte!!

Saludos!!

Dora Ku dijo...

Son increíbles las diferentes formas con que cada quién define a cupido. Creo que eso se debe a que el amor se percibe en forma diferente, aunque parezca que es igual para todos.
Tu cupido es bastante simpático y...hasta parece inofensivo.
Gracias por dárnoslo a conocer: Doña Ku

GaMyr dijo...

Original y entretenido :)
Abrazo

laura dijo...

qué lindo relato!!imaginativo y original,
me gustó mucho. Un abrazo

Kate PB dijo...

Hermoso, me encanta todo el relato y tu forma de narrar también.
Besos :)

Rossiel Black dijo...

Muy original, sin duda alguna que me gustaesta manera de pensar en cupido, no todo lo que hace bien es bueno o bello. Excelente relato.

Saludos

osnolasaga dijo...

¡Precioso y el monstruo es de lo más adorable! Jajaja Cuando mencionas a su hermano el destino no puedo estar más de acuerdo. Debe haber algo más allá del simple amor, algo debe hacer que cruces una calle y no otra para que esas miradas puedan encontrarse alguna vez.

Aunque en un párrafo creo que falta algo. Cuando dices "también se dijo que la luna", ¿no falta parte de la frase? A lo mejor estoy equivocada, pero por más que lo he releído no le encuentro sentido.

Por lo demás me ha encantado. ¡Un besito!

PukitChan dijo...

¡Awwww, me encantó este adorable cupido que me dan ganas de abrazar con muchas fuerzas! Confieso que se me escapó una lagrimilla por ahi, ¡Está tan lindo y tan original! *-*

Muchas gracias por compartirlo -3-

Portadora de Sueños dijo...

Que pasada de relato!! Lo que más me ha gustado es la parte del principio, como el rey escribe la carta más hermosa del mundo, aiss que romántico ^^

Un besote!!

Jonaira Campagnuolo (JJ Campagnuolo) dijo...

Hermoso relato, me encanta la forma en que narras, posees un estilo diferente... felicidades

hada fitipaldi dijo...

Es precioso! Me ha encantado. Me gusta mucho la leyenda con la que comienzas, y que después sea el propio Cupido el narrador. Construyes frases muy bonitas. Besoss

Calathea dijo...

Me ha encantado! Y leerlo con esa música de fondo...simplemente perfecto!
Solo te faltan los botones para compartir directamente en las redes sociales y en un momento te hacemos mas famosa! ;)

Saskia dijo...

Tu reinvención de cupido es muy, muy buena. Y su nacimiento es hermoso.
También te recomiendo que repases el texto: debes cambiar comas por puntos y poner comas en lugares donde faltan. Y repites demasiado "la cual". Si me aceptas el consejo, no uses "la cual, el cual, los cuales,..." porque en la mayoría de las ocasiones nos equivocamos al usarlos, y la inmensa de la mayoría de las veces son sustituibles por "quien" o "que".
Y otra cosa: dices que "el rey escribió la carta de amor...", pero "el amor no estaba inventado aún. No sé, a mí me pareció un poco contradictorio, pero es algo más subjetivo.
Un saludo!

Charo Arqued dijo...

Hola, leí tu relato la semana pasada, pero por mi despiste no te comente. Es realmente precioso como expresa el ponerle nombre a un sentimiento que el rey ya tenia en su corazón. me encanta y decirte que si ves a ese monstruito por ahí que le digas que graciasssss. jaja un saludo

Publicar un comentario

No te olvides de enseñarme como se sueña de verdad...